Ingeniosidad de Pensamientos

Ingeniosidad de Pensamientos

viernes, agosto 03, 2012

Parte 2: Después del Regalo vino la Sorpresa - (((Una Eternidad para Ambos)))

****Turning Tables - Set Fire To The Rain***


Después del Regalo... Hubo una sorpresa....
Después de una noche para dos... Transcurrió una eternidad para mí...


[[[Solo algo circulaba por mi mente...
Solo algo sentía en mi cuerpo...]]]

...Traición y dolor...

Baje las escaleras que conducían a la habitación... Y mientras descendía por cada escalón, sentía como cada segundo, eran momentos de tensión y horror, cada palpitar en mi pecho desgarraba cada vez más mi incrédulo corazón... No podía hacer nada, no pude hacer nada, porque nada podía hacerse ya... Cobarde fui y seré... Hoy transcurrió un antes y un después... Una eternidad para mi... Ciego fui, ciego estuve todo el tiempo para intencionalmente no darme cuenta de lo que tal vez no me interesaba... Indiferente, lo suficiente como para no percibir tus emociones... Egoísta, lo necesario por no saber como tratarte, como verdad era que tenía que amarte....

Ya han pasado varias semanas y todo ha parecido una eternidad para mí...

Tengo miedo de amar, de entregarme por completo a alguien de verdad... De poder confiar, de poder vivir sin temor, sin sentir algún tipo de remordimiento... Dije que seria feliz, que si fuera otra prueba del destino lo superaría, pero nada ha sido fácil, todo ha resultado ser cada vez mas complicado... Ahora me doy cuenta que miento, que no puedo, no quiero, no lo deseo... Tú significaste tantas cosas, que ahora me cuesta creer que dentro de unos días nos toca vernos para firmar ante el juez las actas de separación... No quiero quedarme con nada, no quiero vender los bienes, porque sinceramente recuerdo cada uno de los planes trazados y cumplidos por el esfuerzo que costo comprarlo juntos... Tampoco quiero dinero de esa deshonra, no quiero nada que me genere algún tipo de recuerdo y porque venderlo significaría perder todo por lo que hemos luchado aunque ya no vivamos juntos... Quizás… Es porque aún conservo en mi mente una esperanza de que exista algo que aún se pueda salvar del peligro que causa las decisiones definitivas...

Henos aquí, cumplido el tiempo previsto...

Los dos frente a frente acompañados por los abogados... Tu solo llorabas incesante e incansablemente... Verte así me dolía, yo nunca quise verte sufrir, mientras mi mente me atormentaba y sentía como mil cosas por dentro me consumían, ya nada mas entre los dos que hacer quedaba... Adiós sueños, proyectos, anhelos y deseos, todos ahora parten rumbo hacia un destino completamente desconocido... Tú firmaste rápidamente... Yo dude, cerré los ojos y firme, e inmediatamente salí de la sala para que nadie me viera llorar, ya todo estaba listo, lo siento mucho me dijo mi abogado, me tendió la mano y yo solo lo abrace, el estaba al tanto de lo que había pasado... Me calme... Después de todo tú nunca quisiste hablar ni dirigirme una sola palabra, aceptaste toda la culpa, asumiste las consecuencias de tu decisión… Luego saliste, yo aun estaba afuera y reino un tiempo de tensión, verte llorar me hacia sufrir mas, me di la espalda, nada te dije y hacia el ascensor con mi abogado me dirigí, una vez dentro voltee y luego desde lejos supuse que esa era la ultima vez en que te volvería a ver... Creí haber hecho lo correcto, me termine de cegar por completo, lo peor ya lo había pensado y pasado cuando en pocos instantes estampamos nuestras firmas en el libro de nuestra historia final...

Desde el ascensor, observe como tu abogado hablaba contigo y tu solo dabas expresiones afirmando negativamente, como diciendo que no, pensé que no me querías, ni siquiera quisiste que hubiera reconcilio, luego el, tu abogado por un momento intento dejarte sola y se propuso dirigirse al ascensor, levanto la mano algo que me desconcertó, tal vez no era conmigo sino para la otra persona aparte del abogado que dentro del ascensor, a un lado me acompañaba, vi como corriste inmediatamente hacia el, lo tomaste de la mano y solo llegue a escuchar cuando las puertas del ascensor procedieron a cerrarse...

"Olvídalo, no tiene caso"
"Olvídalo, no tiene caso"


Fue lo último que de tu voz escuche, mas nunca nos vimos, pues en casa nunca te encontré pocos días después de lo acontecido, cuando fui a buscar mis pocas pertenencias... Al llegar allí reinaba la soledad y la desidia, al encontrarme desagradablemente con otra sorpresa... Habías cambiado la cerradura, me asome por las ventanas y todo parecía estar en total abandono, como si nunca hubieras estado allí... Hiciste lo que quisiste... ¿Porque? Ya no importa... Tal vez no tiene caso... Tal vez querías venderla para desprenderte del pasado...

Varios meses después...

Y una tarde al llegar a mi nueva habitación, me senté en la cama, no había ido a trabajar desde hace varios días... No quería hacer nada, pues mis ganas de rendirme eran incontenibles, ya no quería vivir... Me pasaba el tiempo viendo por la ventana cada puesta de sol, cada estrella, cada luna nueva y cuarto menguante... Y solo pensaba en ti... Cuando me tocaba hacer el mercado, cuando iba al parque o la plaza a distraerme... Y solo pensaba en ti... Y aunque ya había dejado de llorar, ese día una lagrimilla recorrió mi mejilla... Seguidamente como cosas del destino, volví en si, justo cuando en ese momento el teléfono de mi habitación sonó, no tenia ganas de hablar con nadie y aun así atendí la llamada, eras tu y sin decir nada, anote tu nueva dirección... ¿Que caso tendría ir a visitarte? ¿Podrías decirme en verdad algo importante?

Pasaron varias horas...
Decidí levantarme para ir a visitarte, el camino fue mas duro de lo previsto, intente varias veces regresar pero sin poderlo evitar… Ibas a decirme la verdad de lo sucedido y estaba dispuesto a escuchar… Lágrimas en mis ojos, un silencio aterrador, llegue a tu casa… Me invitaste a entrar, mientras le decías a tu amiga que nos dejara solos… Posteriormente me serviste una taza de café, lo hiciste exactamente como me gustaba y con la mirada gacha al sentarte en la mesa conmigo no hacías mas nada que solo contener las ganas de llorar, mientras hablabas de manera entrecortada… Yo miraba igualmente mi taza y dije en voz baja tranquilízate, sonreí y dije que hiciste el café como me gustaba… Seguidamente la mente me traiciono y te dije seriamente que había venido para conocer la supuesta verdad, no para escucharte llorar… No se porque dije eso, no se de donde saque la fuerza suficiente para destrozarme por dentro… Quería decirte cuanto te extrañaba, cuanto te amaba... Y al verte tan fuera de si… Y al escucharte con tu dolida y maravillosa voz… Me pediste perdón… No se en que me había convertido, un monstruo sin corazón… Me dijiste que no querías decirme la verdad porque no querías hacerme mas daño… Me levante de la mesa abruptamente y te di la espalda, mientras veía el hermoso atardecer por la ventana… Melancolía es lo que sentía… No pude contenerme y empecé a llorar, al darme la vuelta note como se desprendían tus lagrimas cayendo sin que nadie las detuviera en tu taza de café, levantaste la mirada y una luz ilumino mi corazón, extendiste tus manos al verme como queriendo darme un abrazo, avance hacia a ti y te correspondí... Luego con tus manos tocaste mi mejilla, sentí un alivio tan grande e inexplicable, me contagiaste tu emoción y contigo esa tarde deliciosamente en tu llanto tambien te acompañe... No era necesario pronunciar mas palabras, porque quizás era lo mejor para los dos...

[[[Detalle su rostro y supe que era mucho lo que todo ese tiempo innecesariamente había sufrido...
Quería besarle, pero tampoco quería incomodarle...
Solo le dije te amo y siempre te amare...
Bese sus manos, le sonreí y ella me dijo a partir de ahora todo estará bien...
El destino una vez mas me sorprendió...
Atónito quede cuando lentamente y lastimosamente pude ver como sus ojos se cerraban para siempre...]]]

--Ha partido a un lugar mejor, muy, muy lejano, hasta donde por los momentos no podre ir a acompañarla...
Cerró sus ojos lentamente con una sonrisa en sus labios... Ya todo estaba hecho, y todo mí ser deshecho... Reino la desolación en esa fría habitación... Las cosas podrían suponerse que podían acomodarse pero se pusieron peor...

[[[Grite... Llore...
Sentí el peor de los dolores...
Lleve mis manos hacia mi cabeza y hale mis cabellos...]]]

Su amiga vino y me pregunto que sucedió… Yo no podía decir nada, solo pensaba en lo peor… Su amiga me miro llorando sorprendida y me dijo... Murió… Esas palabras llegaron a cada milímetro de mi cuerpo…

Te falle, eso lo se... De las mil maneras habidas y por haber...

Pasado unos días después de tantas emociones, recuerdos y situaciones que no quiero recordar, me dirige a la casa e intente acceder a ella por la puerta trasera… Estaba llena de polvo, toda descuidada, lo que alguna vez fue nuestro nido de amor… Al caminar por el corredizo me propuse entrar a la sala de estar, acto seguido encendí la luz... Estaba todo desordenado lo cual me sorprendió... Observe todo en silencio, mientras sacaba fuerzas para ver lo que allí ocurrió... Le cedí el control a mi mente y le di rienda suelta a mi imaginación... En momentos como este, eso podría ser un gran error que podría conllevar al peor de los desenlaces... Por mi mismo temí... Y en ese momento no podía pensar con claridad, porque la luz de ese amor ya parecía haberse extinguido... Como extinguidas estarían las mariposas que por mucho tiempo en nuestro estomago sentimos, desde el primer momento que algo puro y verdadero entre los dos surgió cuando nos conocimos... Los muebles estaban patas arriba, prendas de vestir por todos lados, tanto tuyas como las del sujeto... Y en el piso un envase de chocolates roto con modelo de corazón, así estaba el mío, así estaba yo perdiendo casi la razón... Me pregunte que habría pasado…

Camine hacia la cocina, encendí la luz... Y la misma escena enfrente de mis ojos se repitió... Los cubiertos estaban esparcidos por el suelo, el vidrio de nuestro comedor resquebrajado y las sillas tumbadas en el piso junto a otras cosas que no quisiera recordar... Parece que algo más aquí sucedió... ¿Como pudiste hacerlo? me repetía en mi mente, como si estuviera hablando con ella, el templo de mi adoración... ¿Como pudiste guardar tanto silencio? Porque antes no me lo comunicaste para buscar una solución...

Pero al parecer mañana siempre fue tarde para los dos...

Tome agua, trate de conservar la respiración y contener las lágrimas de decepción... Mi ira estaba por desbordarse… Recordé que mientras estaba abajo nunca bajaste a verme, ni siquiera me buscaste para hablarme, para tratar de explicarme... Nada hiciste, nada dijiste, solo lloraste al verme cuando en plena acción los descubrí... Aun así, recordé esa sensación que me invadió, como diciéndome muy en el fondo que deseaba darte otra oportunidad... Como si quisiera dármela a mí también... Como si me negara a entender de una buena vez que lo que vi no era la realidad... "Nunca sucedió, nunca sucedió" repetía en mi mente... Pero me canse, solo pensé en irme y pasar esa noche para dos donde el destino decidiera, aun recuerdo como si fuera ayer cuando cerré la puerta sin mirar atrás... Ni siquiera me percate cuando algo adentro de la casa cayo... “Quien sabe que seria” fue lo único que en ese momento me dije… En esta eternidad para mi, apague todo y decidí salir, justo en la puerta de la entrada estaba la caja con la cerradura vieja, ni siquiera la revise, la tome y me levante para salir por la puerta trasera…

Entre páginas de amarillistas redactores...

Había tomado el periódico que estaba en el piso cerca de mi cama, el mismo era de la semana pasada y al cual no le di la importancia necesaria para detenerme a leer… Mi sorpresa fue cuando el reverso vi y leí, conocí la verdad entre páginas de amarillistas redactores... El sujeto... El mismo que estaba con ella en nuestra habitación, resulto ser un violador, un abusador sexual de profesión, quien fue aprendido por las autoridades en una casa cercana a nuestra antigua residencia...

[[[El tiempo para mí se detuvo...
Y mi mente cada pensamiento en definitivo congelo...
Todo pintaba para morirme de hambre y frio en mi habitación...]]]

Pensé en lo pasado, que me había dejado consternado...


1. La sala en total desorden... Las prendas que vestías, te las arrebato y posteriormente con un gesto muy amenazador, las que llevaba puestas consigo poco a poco el también se las quito...

2. La cocina con los cubiertos esparcidos en el suelo, las sillas tumbadas... "Seguro trataste de defenderte, pero claro el era mas fuerte" Era lo único que repetía mi mente una y otra vez... Lo suficiente para empujarte sobre la mesa y resquebrajar el vidrio del comedor... 

3. Apago las luces, para que nadie de sus fechorías se enterara y así no llamar la atención de los vecinos...

4. Tu mirada gacha al no querer decir nada y su burlona carcajada, seguro supo de alguna manera que estabas sola y de toda esa situación se aprovecho para engañarme y hacerme caer y cometer el peor de los errores...

5. No dijiste nada porque tal vez pensaste que ya no contarías con mi apoyo y de seguro te sentías sola y como si fuera poco... Amenazada...

6. Cerré la puerta antes de irme y algo dentro de la casa cayó en esa noche para dos... Y dije para mis adentros en esa noche ¡Quien sabe que seria!… Me levante de mi cama y abrí la caja que contenía la vieja cerradura y si… Al parecer fue duramente forcejeada esa noche hasta que por fin cedió... Tal vez eso explica la existencia de la otra...

7. Por ultimo tu abogado al tratar de dirigirse hacia mí en el ascensor de manera insistente, tu te negabas rotundamente a que seguramente yo supiera la verdad... Si amor... Tenías toda la razón, yo nunca entendería lo que realmente sucedió... Temías por tu vida, estabas sola y yo no hice nada para protegerte, me deje llevar por la primera impresión…

Preguntas sin respuesta

¿Aun pienso porque no lo denunciaste?
¿Porque nada me comunicaste?
¿No querías hacerme sufrir?

Sabias que te despreciaría... Yo nunca lo entendería, en tus palabras ya no creería, pues seguramente me dejaría dominar fácilmente por la ira y el dolor, al pensar que todo fue invento para recuperar nuestra relación...

Pensé en una última cosa

El envase de chocolates con forma de corazón en el piso de nuestra sala, tal vez esos eran un regalo para recibirme y consentirme...

Lo peor de todo

Es que nunca supe el tiempo exacto en que a sus viles actos y amenazas te sometió...

Finalmente…

[[[No puedo seguir con mi vida
Ya no siento nada, ni siquiera mi corazón...
Ahora estoy seguro de que mientras viva jamás te volveré a ver...
Te marchaste de esta vida, te abandone...
No superare nada, porque esto pasara a ser algo insuperable...
Ya no sonreiré, ni con otra persona mi vida volveré a hacer...
Tu memoria honrare...
Y cada día de mi vida perdón te pediré...]]]

Te falle, lo se... De todas las maneras posibles... Habidas y por haber...


HOY PARECE SER UN SUEÑO DEL CUAL NO PUDIESE DESPERTAR...
AYER ES UN LUGAR DONDE SIEMPRE ME GUSTARÍA IR,
PARA ALGUNAS COSAS DE MI VIDA PODER CORREGIR...

Y EL MAÑANA ES Y SERA SIEMPRE TARDE PARA MI...

COMO TARDE FUE EL TIEMPO EN QUE A PEDIRTE PERDÓN FUI...

HOY HA SIDO EL TIEMPO MAL APROVECHADO, EL QUE ME HA ALEJADO DE TI...


UNA ETERNIDAD PARA AMBOS... UNA ETERNIDAD VIVIREMOS SEPARADOS...

HASTA QUE ALGÚN SER ESPECIAL Y CELESTIAL SE APIADE Y TENGA COMPASION DE NOSOTROS...

PARA VOLVER A JUNTARNOS...


HOY... HOY HAY LAGRIMAS EN EL CIELO…


Autor: Jesús L. Escalona P.

Título:
Después del Regalo vino la Sorpresa (Una eternidad para ambos)
Jueves, 08 de Marzo 2012
Barinas - Venezuela (01:01pm)
Ingeniosidad de Pensamientos Blogspot
www.leonardoescalona.blogspot.com