Ingeniosidad de Pensamientos

Ingeniosidad de Pensamientos

miércoles, diciembre 11, 2013

Olympus: Beyond The Mishap




Olympus: Beyond The Mishap

Nadie supo nada de su venida
Nadie dijo nada de su llegada

La experiencia jamás vivida por la humanidad
Estaba a unos pocos instantes de ser develada

La gran bestia que nos gobernaba había sido liberada
De las cadenas que la oprimieron por más de dos mil años

Salió desesperada, de su boca emergía una gigante espuma, que cubrió las ciudades más grandes del planeta
Los desiertos quedaron cubiertos, al elevarse el agua de los mares

Solo unos pocos pudieron observar lo que pasaba, antes que su vida fuera arrebatada
Aquel mismo día, el sol no brillo, dándonos su espalda

Muchas personas corrieron a reunirse en las grandes plazas
Sus oraciones eran tan intensas y muy temerosas

Que en dos manzanas a la redonda, se escuchaba el ruido a ciento ochenta decibelios
Muchos corrían sin tener a donde ir, muchos observaban sin derecho a escapar

Muchos pensaban en como todo esto iba a terminar
El oxígeno en la atmosfera era el ideal, pero las personas no podían mantener la necesidad de respirar

Todos lloraban, una incertidumbre total
La fe alcanzo niveles máximos, en la historia mundial

La oraciones se elevaron hasta que las personas cayeron, en la locura y ansiedad
Ningún lugar era seguro, para la humanidad

Los incrédulos infieles, de sus grandes pecados se arrepintieron
Muchos de rodillas se posaron sobre el suelo, pidiendo perdón, al Dios de los cielos

Se hicieron la cruz y levantándose posteriormente, se miraron entre si
Ayudaron a poner en pie a las personas que en el suelo tropezadas habían quedado
Agarraron a los niños que por ese momento de tensión habían sido abandonados

En las calles por sus propios padres…

Le tendieron la mano, al joven y al anciano
Y entre sus hombros cargaron con ellos...

Ayudándolos a escapar, a saltar las rejas, a huir de todo mal
Las lágrimas se apoderaron de todos nosotros

Adonde nos dirigíamos, nadie lo sabia
Que tan bien estaríamos, la pregunta en el aire se desteñía

Mientras tanto la tormenta se hizo invencible, y poderosa sin ningún contratiempo...
La devastación era enorme, grandes edificios, puentes y colosales estructuras cedieron

Los autos eran lanzados a kilómetros como proyectiles mortales
Los grandes empresarios y altos funcionarios, que se creían poderosos, y se tornaron muy débiles

En el centro del Gran Zócalo de México
Un violinista tocaba una melodía titulada experiencia

"Este solo era el final, que da origen a un nuevo comienzo
La hora había llegado para enfrentar nuestros más temibles sueños
El tiempo de vencer las pesadillas, su verdadero rostro había mostrado
Ya era hora de que nuestra valentía absorbiera nuestros más abominables miedos
Insistentemente la esperanza debe ser más fuerte que cualquier mal
Y no había nada más cierto, que la vida y la muerte
Pero no había que dejar, que en el medio de ellas
Algo o alguien dejar, que nuestro destino pudiera dominar
Era mejor morir luchando, y dando todo hasta el final
Que caer rendido, y aceptar los designios ilusos con tanta naturalidad”

Los rayos cayeron por doquier, haciendo la gente gritar

Pero solo una persona se mantuvo decidida y serena
De entregar su vida, por salvar la tierra

Solo una persona se decidió a detener esa inmensa bestia
Solamente con sus dos manos levantadas señalando la voz de alto

Los policías, militares y demás oficiales armados abandonaron sus intentos fallidos
De hacerle algún tipo de daño por la acción de sus armas

Todos se miraron entre sí, se dieron de la mano y caminaron hacia la bestia
Secaron las lágrimas de sus ojos, sonrieron y todos juntos detrás de aquella persona

“…Que inspiro razón, que aposto por la paz, que abandono sus armas
Que decidió entregar su vida, en su intento fortuito por salvar la de los demás
Aquella persona que pensó en que si había que caer y morir
Lo haría de pie y sin inspirar clemencia…”

A ellos se les adicionaron muchos en aquella gran avenida
La bestia se les aproximo lentamente con sus ojos color rojo fuego

Estaba tan envenenada, llena de ira, odio, rencor y dolor
Sedienta de sangre y frivolidad

De frente observo a cada uno de esas personas valientes
Y siendo con ellos igual de intransigente emprendió la carrera

El suelo temblaba como cualquier sismo que haría crujir la tierra
Los ventanales de los edificios se quebraron, la mayoría de las estructuras se resquebrajaron

Del gran impulso que obtuvo, dio un gran salto
Las personas cerraron sus ojos, pensando en morir aplastados

Y en ese último recuerdo que se llevarían de esta vida
Sería el celaje de aquel animal cuya proporción era bastante descomunal cruzando los cielos

Una gran luz por encima de la bestia de claridad toda la ciudad inundo
La luz de la fe, la paz, la esperanza, la dicha y el amparo

Era dios, que vio el alma de aquellos corazones, puros y nobles
Que cambiaron sus palabras, entregándose por completo

Sin ninguna obligación, sin que existiera algún tipo de reproche
A actuar altruistamente por el bienestar del prójimo

La bestia de los cielos desapareció
Las personas taparon sus ojos y otros sus oídos al oir el destello

Todo había terminado…

Una nueva era había comenzado…

Una nueva lección, una enseñanza había dejado…

Era el momento de la humanidad, para comenzar a impulsar definitivos y profundos cambios…

Era la hora de mirar a la persona que tenemos al lado…

Comprenderla, valorar, respetar, amar, apoyar…

Y jamás a las injusticias, hacerlas padecer y sufrir…


Por un capricho personal…



"...Todo gracias a Olympus
Que arriesgo su vida...
Colocando su mano...
Para salvar millones de almas
Que se creían perdidas..."


*
*

FIN

*
*


Autor: Jesús L. Escalona P.
Título: Más allá de la Desgracia


Caracas - Venezuela
"La oscuridad teme ser vencida por la luz que emiten las personas valientes"

Resumen abstracto tomado de su propia obra:
"Las Crónicas del Olympus"


Ingeniosidad de Pensamientos
- Donde nuestros sentidos Convergen -
www.leonardoescalona.blogspot.com


Hora: 04:30 pm


11/12/2013