Ingeniosidad de Pensamientos

Ingeniosidad de Pensamientos

sábado, diciembre 24, 2016

Dulce Espera



Dulce espera, un momento, una vida, una delgada línea, una impaciente situación, demasiada fuerza concentrada en una sola acción, y su reacción, a un abrazo o un beso lo suficientemente intenso para devolverle lo que sea que haya perdido, lo que alguna vez creyó no haber encontrado, aquí estoy, allá esta ella, no estoy hablando de mi, tampoco me presento como su salvador, pero si logro hacerla suspirar de forma espontanea, y por inercia ella llega a sentir deseos de verme, de hablarme, de buscarme solo para iniciar una conversación, podré dar así escatimadas mis sospechas infundadas a falta de honestidad y sinceridad en su circulo de interacción, mas ilusión, menos sentimientos de algunos detestables recuerdos inundados de decepción, un poco de gracia para liberar las cadenas y tendrá sentido la vida, no pretendo sanar sus heridas, ni comprender tal situación, el tiempo seria una mala inversión para enfocarse en eso, pues se estarìa renunciando a los momentos que puedan hacernos suspirar hasta quedarse sin aliento, a que se ericen los vellos del cuerpo, a que se agoten las sonrisas, y se olvide la complicidad en cada mirada, un segundo para un pestañeo y otra vida comenzaría de nuevo, en nuestro universo, no necesito que me tome de la mano, que sea capaz de luchar por mi, mucho menos a que se muestre dispuesta a nunca jamás dejarme ir, solo que desee permanecer el tiempo que considere necesario, allí estaré, con los brazos abiertos y los pies en la tierra, abriendo y cerrando círculos, escribiendo prólogos y epílogos en la claridad de un anhelo sobre la puerta de un romance despejado, como al cielo que se encuentra separado de todo cauce, pero que al ponerse gris, los une un puente de colores que nos invita a ser feliz, sea cual sea las circunstancias, sea ello el principio o el fin, después de todo siempre seremos el mismo horizonte lleno de sucesos.

31/07/2016